212-962-1020 Menu

En los sitios de construcción hay muchos peligros, y los trabajadores y las personas en general suelen desestimar los riesgos de la electricidad. Utilizamos la electricidad de tantas maneras, desde enchufar herramientas hasta encender las luces, y es fácil olvidar cuán peligrosos se pueden volver los lugares de construcción cuando se cuentan los riesgos de la electricidad. El alto voltaje, el cablerío y la cantidad dilatada de fuentes eléctricas incrementan el riesgo de lesiones en un sitio de construcción. La mayor parte de los sitios de construcción contiene equipos de alto voltaje y maquinaria pesada, lo que implica un mayor riesgo de lesiones eléctricas. Los efectos de la electrocución, en especial en estos entornos, pueden ser devastadores: las lesiones que provocan alteran varias funciones corporales de un modo tal que pueden que nunca vuelvan a la normalidad. Las víctimas pueden sufrir de quemaduras, daños a los nervios y deterioros permanentes a sistemas enteros del cuerpo. En los casos más extremos, las víctimas fallecen como consecuencia directa de la electrocución en un sitio de construcción.

Si usted o un ser querido han sufrido las consecuencias trágicas de la electrocución debida a siniestros en un sitio de construcción, llame hoy mismo a los abogados experimentados de TheLawOffices of Michael S. Lamonsoff, PLLC. Nuestros abogados se toman en serio el objetivo de obtener indemnizaciones monetarias para las víctimas de accidentes de electrocución en estos ambientes de trabajo.

¿Qué diferencia a las electrocuciones en los sitios de trabajo de otras heridas por electrocución?

Los sitios de construcción son zonas de alto voltaje, lo que multiplica los peligros. En un sitio de construcción, la iluminación y el cableado a menudo se instalan utilizando cables pelados, lo que aumenta aún más el riesgo de accidentes. Asimismo, hay objetos que no están fijados de manera permanente; esto quiere decir que la caída de las líneas de energía puede suponer una amenaza más. Se debe inspeccionar y dar mantenimiento a los sitios de construcción constantemente para asegurar que sean inocuos.

¿Cómo se mide el voltaje eléctrico en relación con una lesión humana?

En concordancia con lo expresado por la Administración para la Salud y la Seguridad Ocupacionales, hay tres niveles generales de choque eléctrico. Las corrientes se miden enmiliamperes, o mA. La OSHA ha determinado que alguien que haya recibido un choque de entre 1 y 5 mA podría experimentar una sensación de hormigueo ligera o molesta. Entre los 6 y los 16 mA se encuentra la zona de «abandono», lo que significa que en ella una persona todavía es papaz de liberarse de la fuente de corriente eléctrica. Los trabajadores que sufren electrocuciones cuya intensidad supera los 17 mA pueden experimentar insuficiencias respiratorias, daños a los órganos y otros efectos irreparables. Todo esto sucede en pocos segundos y no es necesario quedar expuesto por mucho tiempo. Por supuesto, cuanto más expuesta esté una persona al voltaje alto, mayor es su posibilidad de sufrir daños irreversibles.

¿Qué clases de lesiones se producen más frecuentemente por electrocuciones en sitios de construcción?

Las electrocuciones pueden provocar innumerables daños de gran magnitud. Como se trata de voltajes elevados, hay riesgos de quemaduras graves, trastornos respiratorios e insuficiencias orgánicas. Entre otras lesiones se pueden incluir: paro cardíaco, rupturas de huesos y las consecuencias de una caída. Con frecuencia, un choque eléctrico o una electrocución se produce mientras los trabajadores se encuentran en una escalera o un andamio, incurriendo directamente en una caída que a su vez provoca más lesiones. También suponen un riesgo tremendo los paros cardíacos, los daños a los nervios y las desfiguraciones por quemaduras.

Si el accidente ocurrió en el trabajo, ¿estoy limitado a la indemnización laboral?

No, en muchas ocasiones no lo está. En ocasiones, un tercero es responsable de las lesiones, ya sea parcial o completamente. No será capaz de demandar a su empleador más allá del monto de la indemnización laboral correspondiente, pero sí podrá interponer una demanda civil contra los terceros que resulten responsables de alguna manera, independientemente de la indemnización laboral.

Por ejemplo, si sufrió un choque eléctrico grave tras enchufar una herramienta y después se enteró de que la toma no estaba cableada debidamente o no contaba con descarga a tierra, podría ser capaz de reclamar al electricista que realizó ese trabajo.

Llame a un abogado neoyorquino especializado en lesiones personales con amplia experiencia

En TheLawOffices of Michael S. Lamonsoff, PLLC contamos con una experiencia pormenorizada y un historial constatado de éxitos como representantes de víctimas de electrocución en Nueva York. Nuestros abogados altamente calificados trabajan siempre de cerca con expertos en la materia para investigar con diligencia la situación y, a la vez, preparar y presentar los argumentos más sólidos, de modo que pueda hacerse del resarcimiento monetario necesario para cubrir sus gastos médicos y salarios perdidos. Si usted o un ser querido ha padecido una lesión grave debida a un accidente eléctrico en el trabajo que se pudo haber evitado o bien, sufre innecesariamente a consecuencia de una electrocución, llame a TheLawOffices of Michael S. Lamonsoff, PLLC.

Pelearemos con firmeza por sus derechos como víctima de electrocución acaecida en un sitio de construcción y defenderemos sus intereses, para que así pueda concentrarse en su recuperación. Llame al número gratuito (877) 675-4529 para acordar su consultoría inicial, o bien rellene nuestro sencillo formulario de solicitud de consultoría y hablaremos con usted pronto. Por favor, no dude en llamarnos. Nuestros abogados defenderán sus derechos y le darán la atención personal que se merece durante el transcurso de su caso.